El ibérico y la salud.

El jamón ibérico siempre se ha considerado un alimento delicioso y saludable.

Su consumo moderado y con regularidad aporta evidencias científicas sobre sus efectos beneficiosos en la salud cardiovascular, estando incluido con nombre propio en la recomendada dieta mediterránea.

Alto valor biológico.

Una fuente de proteínas de alto valor biológico.

Una alimentación basada principalmente en bellotas y su combinación con el ejercicio en libertad por la dehesa, aporta una fuente de proteínas de alto valor biológico.

Las grasas de cerdo 100% ibérico de bellota tienen más del 55% de ácido oleico. Estas grasas, según se ha demostrado en rigurosos estudios científicos, producen un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre, propiciando un incremento de la tasa del colesterol beneficioso (HDL) y reduciendo la tasa del colesterol perjudicial (LDL). Sólo el aceite de oliva virgen tiene un contenido de ácido oleico superior.

Señas de identidad.

Por su inconfundible sabor, los productos 100% ibéricos de bellota 959 son una muy sana y equilibrada elección.

El consumo moderado y con regularidad de jamón ibérico de bellota 100% ibérico 959 proporciona proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, muy beneficiosos para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro.

Rico en vitamina E -un poderoso antioxidante- y en minerales como el cobre -esencial para los huesos y cartílagos-, calcio, hierro, zinc, magnesio, fósforo y selenio, este último muy ligado a procesos de antienvejecimiento.

Jamón ibérico, un aliado exquisito para dietas equilibradas.

La más “cardiosaludable” de todas las grasas animales.

La proporción total de ácidos grasos insaturados en la grasa de los productos curados de cerdo ibérico alimentado con bellotas es mayor del 75%, lo que hace que sea incluso más saludable que algunas de origen vegetal.

El mérito no es únicamente de la raza de los cerdos; influye enormemente la alimentación a base de bellotas y hierba.

Beneficios de consumir jamón de bellota 100% ibérico a diario de forma moderada.

Prevención de la anemia y la osteoporosis

arrow_down

El jamón ibérico tiene un alto contenido en hierro, ideal para aportar a tu organismo este oligoelemento vital para nuestra salud. Por ello, además de ayudar a prevenir la anemia, ayuda a la prevención de la disminución de la masa ósea. El consumo diario de hierro recomendado es de 10mg para los hombres, 15mg para las mujeres (si están embarazadas o en etapa de lactancia debe ser 25mg) y de 10 mg para los niños. Con esto, 100g de jamón de bellota, pueden cubrir estas necesidades en un 7,2% en el caso de las mujeres, un 12% en el de los hombres y un 18% en el caso de los más pequeños.

Beneficioso para el crecimiento

arrow_down

Reducción de la ansiedad y el estrés

arrow_down

Disminución de la fatiga en deportistas y beneficioso para ganar masa muscular

arrow_down